Objetivo renovar la piel: Exfoliación

Objetivo renovar la piel: Exfoliación

Los mejores consejos dermatológicos para hacerlo en  casa de forma correcta.

Cuando hablamos de micro exfoliación nos referimos a eliminar las capas de células más superficiales de la epidermis. Se puede conseguir con esponjas de superficie rugosa,  guante de crin, o aparatología de uso doméstico que realiza un masaje con un producto exfoliante y un aparato masajeador.

Cuando se trata de una exfoliación química, hablamos de diferentes ácidos: glicólico y láctico: Alfahidroxiácidos. Salicílico: Betahidroxiácidos. Estas sustancias deshacen el cemento intracelular, que une unas células con otras. Aunque la dosis utilizada en cosmética para uso en casa suele ser baja, podría tener efectos adversos en pieles sensibles o con rojeces, irritaciones, etc.

.  Frecuencia: Las irritaciones también dependen de la frecuencia con la que se utilicen estos productos: en caso de piel sensible, hay que consultar al dermatólogo Las pieles secas no deberían aplicarlos más de una vez por semana, y las mixtas, entre una y dos.

.  Aplicación: En masajes circulares suaves, un par de minutos. Si se utiliza aparatología de micro dermoabrasión, la aplicación es similar a la manual. La mayoría de los productos en el mercado se aclaran con agua, sean tipo gel o crema exfoliante, o mascarilla.

.  Evita las zonas sensibles. ¡No sólo el contorno de los ojos! También los labios, cuello y escote.   Aplícate en espalda, codos, rodillas y pies, zonas más propensas a acumular células muertas.

Existen diversos tratamientos caseros, muy efectivos, con la ventaja que puedes crearlos tú misma desde la comodidad de tu hogar y sin la necesidad de gastar mucho dinero

.

Revitaliza tu piel con cacao



*1 cucharada de cacao en polvo.


*1 cucharada de crema agria.

*1 cucharada de miel.


*1 clara de huevo

.

Lo que debes hacer es mezclar perfectamente cada uno de los ingredientes, vacíalos en un ‘bol’ y con la ayuda de una brocha, aplica en tu rostro una cantidad generosa.



Combate las cutículas secas con coco



*Aceite de coco.


*Papel transparente de cocina.



Haz un masaje en tus dedos y aplica el aceite de coco en cada uno de ellos, y luego sellas con el plástico. Deja reposar por unos minutos y retira con agua tibia, el resultado te encantará.



No más manos ásperas gracias a la leche 

Calienta un poco la leche y sumerge las manos, dejándolas al menos unos 10 minutos. La grasa de este líquido tiene vitamina A y E, lo que ayuda a combatir la sequedad

.

Adiós a los callos de los pies

*

1 galón de agua caliente.
*1/2 taza de bicarbonato de sodio.

Rocía el bicarbonato de sodio en el agua caliente y sumerge los pies. Gracias sus minerales, tendrás un efecto relajante. Después usa unos calcetines de algodón.

Share this Story
Share this Story

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos requeridos están marcados *